Nature is Speaking

El otro día, hablando con mi abuelo, el pobre dijo una de esas frases de abuelo que más me han dolido, y creedme cuando os digo que últimamente se está luciendo con ese tipo de frases. Fue una frase muy sencilla cuando hablábamos del calor que estaba haciendo en España e, inevitablemente, derivó en el calentamiento global y el cambio climático.

Yo es que eso del cambio climático... no creo que sea verdad.
Mira, Ito (le llamo así cariñosamente), si la sequía que estamos teniendo en Cantabria o los 40 grados que hay ahora mismo en España te parecen normal, apaga y vámonos.




Normalmente yo en esas meriendas con mis abuelos trato de mantener un tono sosegado, pero hay veces que se me hinchan los ovarios. Y cuando he asistido a charlas y he leído estudios sobre un tema, cuando me he formado una opinión basada en datos empíricos y me viene mi abuelo con su sabiduría por encima de todo eso a darme su opinión basada en que algunos científicos (una ligera minoría) opinan que el calentamiento globan no existe, pues me enervo. Así que le salté.

Algo que no entiendo es que me diga que no existe el calentamiento global. Que la temperatura terrestre esté aumentando cada año es un hecho contrastado y confirmado por más de una fuente, y el desprendimiento de un glaciar en el Antártida es solo un paso más en este fenómeno (natural, pero acelerado por el calentamiento global). Uno que nos avisa de lo cerca que estamos del punto de no retorno. Cuando mi abuelo dijo eso no sé si se refería a que tal vez no seamos la única causa y sí, es cierto. La temperatura terrestre tiene fluctuaciones, pero ignorar el factor humano en lo drásticas que están siendo estas fluctuaciones ahora, coincidiendo además desde la revolución industrial y el uso de combustibles fósiles es, cuanto menos, de alguien que quiere lavarse las manos en vez de buscar una solución.

Con el cambio climático pasa lo mismo. ¿Acaso estas temperaturas son normales en España? ¿Tiene lógica que lleve desde septiembre observando los prados de Asturias y Cantabria y notando claramente que el verdor no es igual? Y, desde luego, yo solo estoy hablando de lo que conozco, lo que veo y lo que sé. Si nos bajamos un poco más al sur las sequías, las granizadas en pleno Julio o el aumento de la temperatura del mar (22 grados en Junio el Cantábrico) no son más que la punta del iceberg de un problema que está ahí, que debería ser visible para todo el mundo, pero al que no hacemos caso. Cuando Trump estaba al borde de llegar a la presidencia de Estados Unidos, científicos del país se dedicaron a salvar los datos que sabían que su futuro presidente no tardaría en hacer desaparecer, y no estaban equivocados.


Así que, evidentemente, me enerva escuchar a mi abuelo ignorando los datos, ignorando los hechos y, además, ignorando la ciencia que contrasta esos procesos. Pero sobre todo me enerva porque normalmente ese pensamiento viene con la idea detrás de que la naturaleza nos tendría que dar igual, de que somos la especie dominante y todo capricho nuestro debe ser concedido, da igual el coste. Y no es así. Necesitamos de la naturaleza. Necesitamos de las abejas que polinicen la mayoría de nuestros cultivos (voy a obviar el dron que lo hace porque me da miedo siquiera hablar de ello), pero también necesitamos unas condiciones de vida concretas. La gente muere por golpes de calor, la gente muere de sed, la gente muere de hambre, y todo ello va ligado a la naturaleza y al ecosistema. No estamos matando al planeta, por mucho que lo creamos así. Nos estamos matando a nosotros mismos.

Hace años encontré este video de Conservation International llamado Nature is Speaking. Tienen una serie de ellos y, tal vez me visteis comentarlo por twitter o tumblr cuando salió. Me sigue pareciendo un mensaje super importante porque no, no nos estamos cargando el planeta. Nos estamos cargando las posibilidades de continuar viviendo en él.

Así que la próxima vez que os preguntéis si el cambio climático existe, o el calentamiento global, pensad a quién estáis intentando engañar. Desde luego, al planeta no.

No hay comentarios :

Publicar un comentario