Mi experiencia eurovisiva

Mejor obviemos que soy un desastre que se olvida del blog durante meses y nos centremos en lo importante: mi experiencia eurovisiva.

La verdad es que yo nunca he sido una eurofan enorme, a veces quedamos para ver la final pero sobre todo es por las coñas y los memes, y no por un seguimiento enorme de la selección y los finalistas. Es más por las risas, por la emoción, y por un interés por la música que no es ni mucho menos lo que más me emociona del festival. Cuando el año pasado ganó Salvador Sobral eurovisión, mis amigas y yo dijimos que podríamos mirar las entradas para Portugal. Pero luego no hicimos nada y cuando mi padrino dijo que iba, yo comenté que estaba interesada. Y ahí sí comenzó esta aventura.

El 31 de Diciembre, mi cumpleaños, mi padrino me descubre la sorpresa mientras me acerca a casa tras pasar un rato con ellos. Han alquilado el piso ya, que tiene cancelación, pero que aún no han salido las entradas. Solo una parte y no de grada, que son las que nos interesan porque vamos con una niña de 9 años que no aguanta ese espectáculo de pie ni loca. Casi no lo aguantaría ni yo.

Viejoven, dirán algunos.

Enero de 2018: Resumen

  ¡Vaya! Yo escribiendo una entrada por aquí. ¿Qué clase de milagro es este?

La verdad es que echaba de menos venir al blog a hablaros de lo que me gusta, de lo que hago o quiero hacer, y de cómo han sido mis días. Al final, con la agenda en mano, he decidido hablaros de lo que he hecho durante enero de este año. Sí, a 26 de febrero. Más vale tarde, que dicen. Como ahora tengo agenda, ¡todo parece que es ayer!

¿No sirve como excusa? Bueno, soy un despiste. Lo que viene ahora es un pequeño resumen, tal vez dentro de poco tengáis otro.



Nature is Speaking

El otro día, hablando con mi abuelo, el pobre dijo una de esas frases de abuelo que más me han dolido, y creedme cuando os digo que últimamente se está luciendo con ese tipo de frases. Fue una frase muy sencilla cuando hablábamos del calor que estaba haciendo en España e, inevitablemente, derivó en el calentamiento global y el cambio climático.

Yo es que eso del cambio climático... no creo que sea verdad.
Mira, Ito (le llamo así cariñosamente), si la sequía que estamos teniendo en Cantabria o los 40 grados que hay ahora mismo en España te parecen normal, apaga y vámonos.


Rese-Libros: Rojo y Oro.


Llevo mucho tiempo pensando en reseñas que tengo a medio hacer, o sin hacer pero que debería, y la primera que me viene a la cabeza, sin duda, es Rojo y Oro.
Leí Rojo y Oro nada más salió, de una sentada. No podía dejar de leer, como me suele pasar con las novelas de Seliria, y sumando eso a una noche en la que no podía dormir, el libro me duró tan poco que a veces me pregunto si me mereció la pena comprarlo.
Claro, que lo disfruté tanto que no me arrepiento de la compra.
Compra el libroAñadir leyenda
Rojo y Oro nos transporta a un mundo de temática grecolatina. Asteria y sus amazonas han sido secuestradas por el emperador para participar contra su voluntad en luchas de gladiadores. Orión es el hijo de una diosa caída en desgracia y no es más que un esclavo buscando un futuro mejor. Sus historias se entrelazan en una trama que está cargada de acción y secretos que poco a poco se nos van desvelando.

Escuchad mortales,
la historia de un dios que no quería vivir,
de una amazona obligada a matar
y de su libertad para siempre robada.
Aguardad y temed el despertar del caos:
cuando Eris abra los ojos,
la venganza al fin llegará.